LA IMPORTANCIA DE LA OBSERVACION EN EL MEDIO ESCOLAR PARA LA DETECCION DE IDEACION SUICIDA

El proyecto SEYLE (Saving and Empowering Young  Lives in Europe) intenta reducir la frecuencia de comportamientos suicidas y su tasa de repetición entre los adolescentes europeos.

Este proyecto aboga porque el medio escolar permite detectar comportamientos suicidas en los adolescentes. La investigación encontró que los comportamiento de riesgo prevalentes fueron principalmente el sedentarismo, el consumo de sustancias como el alcohol, tabaco o drogas, dormir poco o el abuso de medios electrónicos.

Mediante baterías de preguntas básicas, la investigación pretende reducir las tasas de intentos suicidas o las ideas y pensamientos suicidas y mejorar los niveles de salud mental. Una vez los alumnos fueron evaluados, se fueron detectando los problemas tales como depresión, trastornos de ansiedad, situaciones de abuso…

Ante situaciones de riesgo, el proyecto SEYLE da dos tipos de recomendaciones:

1. Para los propios adolescentes: expresar sus sentimientos tanto positivos como negativos, evitar el alcohol, el tabaco y las drogas, decir «no» a lo que no se quiere hacer y denunciar situaciones de acoso.

2. Para los que perciben que un amigo/familiar, tiene signos de depresión, estrés o está atravesando una crisis: detectar una situación de peligro mediante una escucha activa y alertar a un especialista, guardar el secreto, solamente aumenta el riesgo.

A pesar de estos avances, aún queda mucho por hacer, se están pidiendo ayudas al programa Horizonte 2020 para ampliar la investigación, y una de las asignaturas pendientes es mejorar la preparación del profesorado.

 

 

Fuente: el correo