CUANDO EL AMOR NOS CONDENA

La sociedad nos muestra un ideal de amor que, al no corresponderse con la realidad, genera confusión. San Valentín, pone un altavoz a tópicos del amor romántico.

El día de San Valentín (invención de los grandes almacenes para hacer caja), pone en evidencia, que el mito del amor romántico y los tópicos que lo rodean, siguen propagándose como la pólvora. A través de esa cultura ficticia, se crean los patrones emocionales,  y por tanto, los únicos modelos emocionales que tenemos son los mitos. Por desgracia, en los colegios desde niños, no nos enseñan a gestionar nuestras emociones.

Los tópicos asociados al amor romántico, han sido y son, social e historicamente construidos e interiorizados de forma casi inconsciente, por lo que tienen gran influencia en nuestras creencias y en nuestros actos, en el mundo de las relaciones afectivas.

El amor basado en el respeto por la individualidad del otro, en el conocimiento y la aceptación real de este, en el enriquecimiento mutuo, y la capacidad de resolver los problemas, no interesa mucho, porque no es nada novelesco.

Debido a ciertas creencias sobre el «amor», hay personas que soportan situaciones que nada tienen que ver con algo verdaderamente relacionado con ello. hablamos de conductas de sumisión, de abusos, faltas de respeto, limitaciones de la libertad, etc…

Situaciones que no se deben tolerar, y a las que hay que poner fin. En muchas ocasiones la persona puede no encontrarse con fuerza suficiente para hacerlo, por lo que es importante que sepa y que se le demuestre que tiene muchas alternativas y recursos desde los cuales van a ofrecerle ayuda.

Fuente: Deia